La muerte en accidente de tráfico de la primera Unión Deportiva Melilla

El Real Madrid juega en Melilla por segunda vez en su historia. O tercera, según se mire. En 1944 disputó dos amistosos en el desaparecido campo de la Hípica y sufrió a pesar de contar con todas sus estrellas (de hecho, uno lo empató a dos y el otro lo ganó 3-2). Pero aquella U.D. … Sigue leyendo La muerte en accidente de tráfico de la primera Unión Deportiva Melilla

Anuncios

La heroica supervivencia ante la muerte nazi de los antepasados de Nick Blackman, el nueve del Sporting

Nick Blackman, el nueve del Sporting, es un superviviente del Holocausto. La Shoah (que en hebreo significa catástrofe) exterminó a unos seis millones de judíos y también las posibilidades de existir de otros tantos millones de seres humanos que hubieran podido ser los hijos y nietos de esas víctimas cruelmente asesinadas. Blackman no nació en … Sigue leyendo La heroica supervivencia ante la muerte nazi de los antepasados de Nick Blackman, el nueve del Sporting

Óscar Wirth, el paciente portero chileno que debutó en el Valladolid… de central

Óscar Wirth, el Chino, ya no era un niño cuando firmó por el Valladolid. Su fichaje en 1986 completó la saga de chilenos que vistieron la albivioleta durante los ochenta, porque justo esa misma temporada habían abandonadoPucela Aravena y el Pato Yáñez. Hasta esa década la Chile futbolera únicamente conocía Valladolid porque el capitán de … Sigue leyendo Óscar Wirth, el paciente portero chileno que debutó en el Valladolid… de central

El efímero Galáctico Pegaso, el primer equipo gestionado por internet y que acabó en manos de un estudiante de 20 años y en calzoncillos

En el norte de Madrid nació en 1962 un club de fútbol llamado Club Deportivo Pegaso que alcanzó en cinco ocasiones la Segunda B. El nombre era el de la empresa camionera que en principio nutría de futbolistas al equipo y sufragaba sus gastos con su patrocinio. Su camiseta arlequinada como la del Sabadell la … Sigue leyendo El efímero Galáctico Pegaso, el primer equipo gestionado por internet y que acabó en manos de un estudiante de 20 años y en calzoncillos