Mi previa: Del fútbol y la injusticia (Córdoba-Girona, El Arcángel, domingo 8, 20:00 horas)

Leí el otro día un artículo de Simon Critchley en Jot Down en el que decía que “el fútbol va sobre todo de la experiencia del fracaso y de la injusticia moralmente justificable”. Si es así –que yo lo creo a pie juntillas- la cita del domingo en El Arcángel podría entenderse como un auténtico partido de fútbol que podría suponer una vindicación colectiva. Como una forma de quitarnos algo que nos pesa y nos atenaza porque nos cuesta justificar.

El recuerdo de lo vivido el domingo pasado en Oviedo estará muy vivo. Probablemente, de mil partidos que tuvieran el mismo guion que aquel, novecientos noventa y nueve tendrían un distinto desenlace. El Córdoba mereció ganar y pudo haber empatado, pero nunca debió permitirse el lujo de perder por otro error defensivo estúpido.

Minuto silencio

Minuto de silencio por Ekeng en el entreno del sábado (@cordobacfsad)

 

Oltra ha retornado al 4-4-2 y el equipo ha vuelto a mejorar su rendimiento. “La senda correcta” es el eufemismo que se suele usar en el fútbol profesional para evitar reconocer que el otro camino no era el adecuado. Pero ya da igual. Lamentarse es apelar a la melancolía.

Dentro de ese sistema, los elegidos parecen incuestionables. Razak; Stankevicius, Héctor Rodas, Deivid, Cisma; Luso (que regresará tras su sanción), Caballero, Fidel, Pedro Ríos; Xisco y Florin Andone. Ojo: en el banquillo –dado que Dalmau no ha sido convocado- no habrá un solo defensa nato. Tampoco es preciso preocuparse en exceso de la zaga, porque ni el empate valdría un pimiento tal y como está el panorama y por la condición de rival directo del Girona.

Y es mucho rival. El año pasado se quedó a un suspiro de ascender y, tras un proceso largo de recuperación psicológica, está completando una segunda vuelta extraordinaria (es el mejor desde enero), a domicilio son muy fiables (los segundos que más puntos acumulan lejos de su campo) y su portero Isaac Becerra es el que menos goles ha encajado. Pablo Machín se ha mantenido fiel a su 3-5-2 o 5-3-2 en el que tanto Javi Álamo como Clerc tienen que correr por cuatro en los laterales. Los tres centrocampistas son de garantías –Granell, Pere Pons y Eloi (o el ex cordobesista Borja García)- y Mata se entiende muy bien en ataque con el fichaje invernal Lekic.

Después de la derrota del Oviedo en Palamós y el empate entre Elche y Tenerife, una victoria acercaría al Córdoba a un único punto del play-off. Empatar o perder no es una opción, por lo que mejor no calcular a cuánto nos alejaríamos de nuestro sueño. En cualquier caso, dicen los alpinistas que lo mejor para hacer cima es mirar al suelo y a cada paso en lugar de levantar la cabeza hacia el pico.

Pero comencé compartiendo una reflexión sobre la injusticia y el fútbol y si hay una circunstancia incomprensible e incompatible con la justicia y la moral es que un joven de 26 años fallezca haciendo su trabajo. El ex cordobesista Patrick Ekeng, que el viernes cayó fulminado, será recordado durante la marcha de los aficionados prevista para antes del partido hacia el estadio, en el rato de silencio previo al choque y en el quinto minuto de juego (fue su dorsal el año pasado).

No faltarán motivos ni injusticias en El Arcángel. Si no falta el fútbol la noche será muy emotiva.  

Anuncios

Un comentario en “Mi previa: Del fútbol y la injusticia (Córdoba-Girona, El Arcángel, domingo 8, 20:00 horas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s