El derbi asirio de Suecia que conoció uno de los fichajes invernales del Lorca Deportiva

El Lorca Deportiva, próximo rival del Córdoba, fichó en el mercado invernal a un centrocampista vasco llamado Marcos Gondra que en su larga trayectoria (34 años) ha jugado en equipos de Noruega, Italia, Hong Kong y Suecia. Un dato que, en 2021, ya no sorprende por mucho que su nuevo destino sea el colista del subgrupo B del grupo IV de Segunda B. Tal vez sí resulte algo más llamativa para el aficionado medio la historia del club sueco en el que militó.

Marcos Gondra jugó en el Syrianska de Södertälje. Södertälje, donde nació Bjorn Borg, es una ciudad a media hora de Estocolmo. Allí se fabrican los autobuses y camiones de la conocida marca Scania y también se producen medicinas de la -por desgracia- ahora célebre AstraZeneca.

A finales de los 60 empezaron a llegar a este lugar de Suecia refugiados asirios procedentes del Líbano. Allí, como sucedió antes, sucede ahora y sucederá por desgracia mientras nadie lo impida, a los asirios -cristianos- los perseguían los mayoritarios musulmanes. Por su cultura, por su religión, por sus costumbres… Por poder. Este pueblo, cuya historia se remonta a 2600 años antes de nuestra Era, se encuentra repartido actualmente entre cinco Estados -Siria, Líbano, Turquía, Irak e Irán– pero debido a la inestabilidad de esa zona y a la difícil coexistencia se encuentra repartido por medio mundo.

En un principio Suecia aceptó en 1967 a 200 cristianos asirios -la mayoría ortodoxos- para el Servicio Público de Empleo. El efecto llamada hizo que esos 200 fueran multiplicándose hasta los aproximadamente 150.000 que viven en la actualidad. Södertälje es su capital espiritual. De un reportaje de El País Semanal: “Uno de cada diez refugiados sirios que llega a Suecia se instala en Södertälje. Por eso los altibajos de la guerra y las campañas contra las minorías cristianas se sienten aquí como la réplica de un terremoto”. Allí cerca del 35 % de sus habitantes son asirios y cuentan con un periódico en arameo, un canal de televisión… y dos equipos de fútbol propios.

En 1971 un grupo de asirios de origen turcos fundaron el Assyriska Föreningen. Después de muchos sufrimientos -entre ellos el ataque en 1977 de una tribu urbana rockabilly llamada raggare– los asirios pudieron sacar pecho deportivamente hablando en Suecia en 2003. Ese año llegaron a la final de Copa -perdieron 2-0 ante el Elfsborg- y debutaron en la primera categoría del fútbol sueco en un partido ante el Halmstad en el que lucieron brazalete negro por el genocidio que su pueblo lleva sufriendo en silencio durante siglos en oriente medio. Algún jugador del equipo rival también se lo puso. No ha sido el único gesto reivindicativo que han llevado a cabo en el Assyriska. Como el Estado Islámico marcaba con una “N” las casas de los asirios –“Nasrany”, nazarenos, por su religión- para señalarles antes de obligarles a irse o asesinarles, los jugadores del club saltaron antes de un partido ante el Hammarby al campo con una camiseta con la letra N.

Repaso a la gesta del Assyriska en la Copa sueca de 2003, cuando llegó a la final

Fue en 1977 cuando nació -como Suryoyo en un principio- el Syrianska -el club donde jugó el actual futbolista del Lorca-. La diferencia entre un club y otro se basa en la concepción de su lucha. Unos se denominan asirios y se fundamentan en su fe ortodoxa y los otros -siriacos y arameos- prescinden del componente religioso para defender sus raíces precristianas. Es cuestión de matices, porque en el fondo ambos clubs se apoyan y se muestran unidos ante las adversidades que les toca afrontar tanto en Suecia como en su tierra de origen. El Syrianska también probó las mieles de la máxima categoría sueca -la Allsvenskan- durante tres temporadas -de 2011 a 2013-.

Ambos equipos han disputado varios derbis en Segunda y Tercera suecas. Choques en el modesto estadio Municipal de Södertälje, al que -como máximo- pueden llegar a acceder 9.000 personas si se amplia para grandes momentos. Sin embargo, esos encuentros y los que disputaron estos equipos en su paso en Primera, fueron seguidos en unos ochenta países gracias a internet y centraron la atención de toda la comunidad asiria internacional.

A fin de cuentas, para los asirios o siriacos esos clubs son las selecciones que nunca han tenido y que parece difícil que vayan a tener. Para otros, simplemente, poder ver un partido de fútbol de compatriotas sin temor a que una bomba o una bala les quite la vida ya es un sueño por el que seguir luchando.

Fuentes:

https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/01/140121_video_sodertajle_suecia_refugiados_sirios_lp

https://elpais.com/internacional/2018/03/29/actualidad/1522333559_184088.html

https://drugstoremag.es/2017/12/el-derbi-de-las-selecciones-sin-estado/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s