Lín, el internacional español que juega para el Partido Comunista de Rusia

Al ver el listado de integrantes de la selección española de fútbol sala me llamó la atención que Lín, uno de sus alas, jugara para un equipo ruso cuyo nombre parecía un acrónimo: MFK KPRF. Y así era y así lo confirmé. El MFK KPRF es el “Mini Fútbol Club (MFK) del Partido Comunista de la Federación Rusa (KPRF)”. Sí, el internacional segoviano juega para el equipo del Partido Comunista Ruso. Literalmente.
Busco y encuentro su página web y desde luego no tratan de engañar a nadie. En el escudo del club, la hoz y el martillo. También un libro abierto. La historia de esta entidad no nace, contrariamente a lo que puede pensarse, poco después de la Revolución del 17. Al revés, apenas cuenta con tres lustros de vida.
Voy al partido que la selección juega -y gana 7-0- en Vista Alegre ante Hungría. La amabilidad del jefe de prensa de la selección española de fútbol sala, Nica Cuenca, me anima a pedirle una entrevista rápida con Lín. Accede. “¿Está Lín?”, le pregunto sin caer en la cuenta del juego de palabras al compañero Serafín Ordoño -en realidad la broma fácil era del amigo José Manuel Serrano-. Y Lín estaba todavía y se detuvo sin problemas y con una sonrisa en el rostro.

20190129_211821
Lín, tras el 7-0 a Hungría en Vista Alegre

Le pregunto, antes de nada, sobre algunas particularidades de la liga rusa: “los partidos duran cincuenta minutos a reloj parado y jugamos dos seguidos cada jornada: sábado-domingo o viernes-sábado. Cien minutos por semana, así que físicamente hay que estar bien para aguantar a los rusos”.
Voy de lo general a lo concreto. ¿Cómo es jugar para el club del Partido Comunista de Rusia? “Estoy muy contento. Es un equipo que no solo apoya al fútbol sala, también apoya a otros deportes y, sobre todo, a personas necesitadas. Intenta ayudar al pueblo, de eso se trata. Están creciendo bastante y haciendo una gran labor y hay que tenerlo en cuenta”.
Me pica la curiosidad. ¿No se mete la política en su vida diaria como deportista? “No, no hay mucha política la verdad. A nosotros nos dejan al margen. En Rusia quien manda es Putin y el segundo más votado es nuestro partido y no hay esas peleas que hay aquí. Sin comparar con España, es diferente desde mi punto de vista”. Nos explica, de paso, que el segundo cargo del Partido Comunista Ruso es el presidente del club, pero todo lo lleva el hijo del presidente, que es un fanático del fútbol sala: “lo mejor es que están evolucionando y con la mente abierta para Europa”.

img-20190129-wa0022
Lín, con el dorsal 8, escucha el himno antes del encuentro (IMDECO)

Quien nos habla no es un futbolista al uso: “algunos compañeros se ríen de mí cuando hablamos de fútbol, porque yo no soy mucho de mirar deportes. Me gustan más las finanzas, la economía… no todos vamos a ser iguales en este mundo”, así que atendiendo a su nivel cultural le pregunto cómo se explica que un partido con un ideal comunista funcione en un sistema tan capitalista como el del fútbol sala profesional: “no sé cómo se sostiene. El Partido Comunista apoya económicamente este tipo de deportes y… todo por el pueblo, el pueblo por todo, puede parecer contradictorio pero… invierten un dinero por el deporte“.

lin rusa
Lín, con la camiseta del MFK-KPRF (web oficial del club)

Otra inquietud me asalta: ¿qué sucede cuando viaja con la hoz y el martillo por toda la antigua Unión Soviética? Ningún problema, según Lín: “al ser el Partido Comunista tenemos aficionados en todas las ciudades a las que vamos, porque en toda Rusia hay simpatizantes del Partido y está bien, vienen a apoyarnos y a hacerse fotos con nosotros“.
Y, cuando viene a España, ¿hay muchos con la misma curiosidad que yo? “(Risas) Sí, la verdad es que sí. Me preguntan ‘¿Cómo puede ser el Partido Comunista? ¿Cómo puede ser que el gobierno apoye al fútbol sala?’ Y les contesto que ojalá pasara aquí también porque mediáticamente subiría más el fútbol sala. Ya sea un equipo grande de fútbol como el Real Madrid o un partido político como el PP o el PSOE“. ¿Se imaginan?
Lín pasó del F.C. Barcelona al Club del Partido Comunista ruso después de haber ganado un Europeo con España, una Liga, una Copa y una Intercontinental. Lleva tres años en su club y es feliz en Rusia: “mi mujer y yo estamos muy contentos. Hay situaciones muy concretas en las que hay que entender la cultura rusa, pero eso pasa en cualquier sitio. Lo más difícil no es el frío sino el idioma. La alimentación también me ha costado. Volveremos a España, pero fuimos con una mentalidad muy abierta y estamos muy bien”.
Así que Ángel Velasco, Lín, cuando termine estas semanas sus compromisos con la selección española se quitará una camiseta roja y se pondrá con orgullo otra del mismo color, pero con una hoz y un martillo en el pecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s