El fútbol sobre el hielo que salvó a los héroes de Shackelton

Durante la primera mitad del siglo XX muchos europeos no se cuestionaban si morir o no, sino el motivo por el que hacerlo. Lógico que, así, terminara por popularizarse el existencialismo en mentes y actitudes. Mientras que algunos se apilaban en trincheras llenas de piojos y ratas para exterminarse mutuamente por unos metros de terreno, otros se jugaban el pellejo por llegar primero a sitios inexplorados. Héroes y locos. Héroes todos, seguro.

A esta segunda opción en su versión más gélida se apuntaron figuras que han pasado a la leyenda como Scott, Amundsen o Shackelton. Líderes de expediciones científicas con empresas bestiales para los medios técnicos con los que contaban. En realidad, modernos Odiseos a la deriva entre toneladas de nieve y soledad.

frank hurley
Los hombres de Shackelton jugando sobre el hielo con el Endurance de fondo (Foto: Frank Hurley)

Scott y Amundsen se picaron en 1910 para ver cuál de los dos llegaba primero al Polo Sur geográfico. La empresa exigía una travesía de unos dos años a temperaturas máximas de cincuenta grados bajo cero. Ganó Amundsen y Scott perdió del todo, porque murió con sus cuatro últimos acompañantes de frío y hambre después de haber experimentado la frustración de ver la bandera noruega en el lugar que él pretendía poner la británica (dejo escrita en su diario la frase: “Ha sucedido lo peor, este lugar es horrible”). A Scott, un tipo al que describen como altivo y soberbio, le fallaron los cálculos y los recursos (entre otras cosas confió en unas primitivas motos a motor para la nieve que se hundieron en el hielo nada más posarlas sobre él y en unos ponis de Manchuria que se congelaron casi en el acto tras sacarlos del barco). Amundsen, más mundano, se llevó perros para mover sus trineos -Scott los descartó porque pensaba que los esquimales, quienes los usaban, eran una raza inferior- y luego se los acabó comiendo para subsistir. Tal vez parezca poco ético, pero hoy su nombre figura como el primero en hollar el polo sur (y en sobrevivir para contarlo).

En esa expedición de Amundsen iba Shackelton, marino mercante como él y que viviría una situación crítica unos años después. Shackelton había aprendido de Scott lo que no hacer en caso de extrema necesidad. Lejos de las tácticas épicas, apostó por el pragmatismo cuando su barco Endurance se quedó atrapado en el hielo mientras intentaba cruzar el continente helado de punta a punta. Imaginen la angustia de verse a más de mil kilómetros de cualquier lugar habitado y con un frío que congelaba hasta las pestañas. Y atrapados.

¿Cómo sobrevivieron Shackelton y sus 27 acompañantes? Shackelton, a quien un Sir llamado Harry Britain había catalogado con la típica flema británica de “caballero un poco disperso”, trataba como iguales a sus expedicionarios, organizaba concursos, incitaba a la lectura y a la interpretación de obras teatrales… y montaba partidos de fútbol.

Sí, el fútbol resultó fundamental para mantener la cordura en el Mar de Weddell mientras se alimentaban de focas e incluso se comían a la mascota de la expedición -un gato llamado Mrs.Chippy-. Shackelton decidió aplanar el hielo para crear un primitivo campo. Unas pértigas hicieron las veces de porterías. Como entre los expedicionarios viajaba el fotógrafo australiano Frank Hurley el primer partido de fútbol disputado en la Antártida quedó reflejado en sus primitivas placas.

Ver a esos inconscientes corriendo detrás de una pelota con su barco atrapado de fondo y sin saber si algún día volverían a la civilización de la que partieron es el mejor reflejo del poder de abstracción del deporte en general (también jugaron al hockey) y del fútbol en particular. Cuando corrían detrás de la pelota estaban en sus verdes prados de Aberdeen, Derby o Cardiff. El fútbol como excusa para sobrevivir, porque todos -aunque para conseguirlo necesitaran vivir una travesía terrorífica- pudieron contar su experiencia. Incluso los resultados de los partidos que jugaran.

Fuentes:

“El club de los execrables”, de Malcolm Otero y Santi Giménez (Ediciones B)

https://www.theguardian.com/world/2015/nov/18/ernest-shackleton-descendants-scientist-finish-south-pole-james-wordie

https://www.theguardian.com/film/2016/oct/21/tom-hardy-ernest-shackleton

https://www.bbc.com/news/magazine-34856379

https://footballcitizens.com/ernest-shackleton-futbol-transantartico/

http://culturademontania.org.ar/Historia/aventura-de-shakleton-en-antartida.htm

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s