1-0. Se buscan héroes

Lo peor no es que el Córdoba sea penúltimo. Tampoco que juegue fatal. Ni siquiera que, por momentos, parezca que sigue disputando amistosos en noviembre.

Lo peor es la falta de identificación. El saber que mires a quien mires ahí dentro no sientes que nadie sea capaz de cambiar la tesitura. Que no existe nadie que sublime y que motive. Que conduzca y que lidere. Un motivo. Una causa. Un por qué. Un para qué.

Así que quedan meses por delante para buscar héroes. En todos lados.

Se busca un presidente héroe con carácter y capacidad para gestionar semejante desaguisado en el que él –como máximo responsable- ha metido a esta institución. Se le busca para que dé la cara sin ambages, reconozca los errores y asuma que es preciso cambiar de estrategia a la hora de planificar las plantillas (No aparezca: así que otro gesto heroico sería que quien fuera diera un paso al lado. Tampoco sucederá).

guardiola

Se busca quien retoque con criterio y sin otras pretensiones la plantilla en invierno. Que se mire talento, predisposición al trabajo y carácter. Que se mire con todo el dinero que se tenga y, si no se tiene, que se recurran a estrategias financieras para que se pueda. Que querer, parece mentira que lo tenga que escribir, es poder si hay pasta.

Se busca psicólogo que alinee a los jugadores que toquen cuando toquen. Que no se achante por el banquillo ardiente de El Arcángel y que demanda de los suyos lo que puedan dar. Y lo que no puedan, también. Que multipliquen sus virtudes y minimicen sus defectos. Y que no dé volantazos por muchos vientos que soplen desde dentro.

Se buscan defensores que defiendan. Que tiren fueras de juego a tiempo y que no dejen a los rivales campar a sus anchas cuando pasan el centro del campo. Que despejen con contundencia y que no condicionen al resto del equipo con su laxitud o miedos.

Se buscan medios enteros. Que peguen y corran. Y que ataquen, claro. Que no se queden en el escorzo ni en la queja. Que no apunten, sino que peguen. Que alteren el orden establecido y que si tienen que mandar a la mierda a alguien, que sea con motivo.

Se buscan atacantes de valía probada (en eso no se puede fallar). Que corran y que peleen. Que se cabreen si fallan o son suplidos. Que manden al carajo a las defensas y que tengan pulso y temple para mantener la bota calibrada incluso en esta tesitura.

Se buscan héroes. Se buscan nuevos héroes, mejor dicho. Gentes de fútbol que devuelvan el sentido al fútbol para el cordobesista. Gente a la que creer y en la que confiar. Si no están ahora mismo en el Córdoba, que vengan. Sea en Segunda o en Segunda B. Se les necesita para volver a ser felices.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s