Punto… y seguido (1-1)

Llega un punto en el que ya da hasta pereza teclear la misma historia. Tal vez sea el castigo por no apostar por la tranquilidad definitiva. Tal vez sea esta la tónica por la que debamos caminar durante toda la temporada. Tal vez, apurando, la recta que tengamos que seguir los que no vemos el Córdoba ya como una elección durante el resto de los tiempos (al menos durante estos tiempos).

El Córdoba calcó otra vez el guion de semanas pretéritas. De hecho, Oltra repitió el mismo once con el que perdió ante el Mallorca. Ambicioso, sin duda, pero tal vez demasiado exigente para unos jugadores cargados de tensión, presión y con siete partidos seguidos sin olisquear el triunfo. La presencia de Alfaro en el centro del campo obligaba a Juli a multiplicarse en la media punta para echar una mano al doble pivote. El equipo podría partirse… y después de cinco minutos de buena puesta en escena se partió. Vaya si se partió.

juliparamiblog

Durante media hora el Córdoba deambuló por el campo como lo hiciera en Almería. Persiguió fantasmas y los vio cara a cara cuando Pedro Martín empujó de manera habilidosa a la red un centro de Bustos. El tanto (era el 22’) descompuso del todo a un Córdoba que pudo haber encajado a disparo de Guarrotxena y que, en general, daba tal sensación de desorientación que parecía un pelele en las piernas de un equipo que no estaba para tirar cohetes como el Mirandés.

A partir del minuto 40 los jugadores se dieron cuenta –o su banquillo- de que las bandas eran la mejor opción para llegar a la portería de Roberto. Por las bandas llegaron los disparos de Antoñito- flojo- y de Cisma –que obligó al portero rival a realizar un paradón-. Las dos mejores jugadas del Córdoba en el primer tiempo. Muy poco.

La segunda parte comenzó por los mismos derroteros, con la diferencia de que el Córdoba parecía tener un método para asediar la portería rival. Las llegadas parecían más claras y los remates, en consecuencia, también. Roberto sacó con una extraordinaria estirada un remate de Alfaro de cabeza, pero no pudo evitar un impresionante derechazo de Juli a la media vuelta. Era el minuto 64 y en ese instante el Córdoba parecía el claro candidato a llevarse el encuentro.

Pero el empuje fue decayendo conforme el fuelle se le fue agotando a los blanquiverdes. De hecho, la oportunidad más clara en el tramo final –obviando una postrera falta lanzada por Borja- fue para el Mirandés por culpa de un error de Caro que casi aprovecha Pedro Martín.

Como pinceladas positivas de este nuevo empate, sean apuntadas la mejoría a balón parado con el cambio de forma de defender esas acciones y el estreno –apenas tres minutos- del delantero del Córdoba B, Alberto Quiles (siempre es bueno que eso suceda).

Por lo demás, nada nuevo. El Córdoba sigue alejándose del ascenso directo (cinco puntos), equidistando de una zona de play-off cada vez más pretendida (dos) y todavía a tres del descenso. Preocupa, creo, menos que cansa. Por mucho que esto sea muy largo.

JUGARON

POR EL C.D. MIRANDÉS: Roberto, Carlos Moreno, Fran Cruz, Aurtenetxe, Álex Ortiz, Javi Hervás (Kijera, 46’), Maikel Mesa, Néstor, Pedro Martín, Guarrotxena (Sangalli, 56’) y Álvaro Bustos.

POR EL CÓRDOBA C.F. Kieszek; Antoñito, Caro, Bijimine, Cisma; Luso, Alfaro (Quiles, 87’); Guille Donoso (Borja, 73’), Juli, Bergdich (Pedro Ríos, 64’); Rodri.

GOLES: 1-0 (22’) Pedro Martín; 1-1 (63’) Juli.

ÁRBITRO: Areces Franco (Comité Asturiano). Amarillas para los locales Carlos Moreno y Aurtenetxe y los visitantes Juli y Bijimine.

ESTADIO: Anduva, 2.496 espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s