Mi crónica: A lo campeón (2-0)

A lo campeón ganó el Córdoba, aunque Oltra crea que como tal sólo se puede jugar cuando se aspira a conquistar una gesta en un breve plazo. Y ganó de tal modo porque conquistó todo lo que había en liza: los puntos (lo principal), el corazón de su gente y el beneplácito hasta de los más críticos. Porque no concibo ningún reproche al encuentro del Córdoba ante el Nàstic.

Bien es cierto que el entrenador del rival, Vicente Moreno, no quiso nunca nadar y guardar la ropa y, de hecho, el descaro de Mossa –su lateral izquierdo- provocó en parte su perdición. Guille Donoso entró por ese flanco como cuchillo en mantequilla y se asoció formidablemente bien tanto con Rodri como con un Alfaro que va a más. No es que al georgiano Kakabadze le marchara mucho mejor con Juli, pero daba la sensación de que el juego estaba volcado hacia un lado y una única portería.

 

jgr_0360

Rodri corre a celebrar su gol (Foto: Edu Luque/Minuto 90)

 

No obstante, lo que son las cosas, si Valdés Aller hubiera apreciado que Héctor Rodas abortaba una oportunidad clara de gol en el mano a mano que perdió con Álex López, probablemente le hubiera echado y, quién sabe, lo mismo el encuentro hubiera cambiado.

Afortunadamente no fue así y El Arcángel pudo seguir disfrutando de la superioridad de su equipo hasta que Rodri lo plasmó en el marcador. Fue en el 37 después de otra internada de Donoso cuyo centro perfeccionó Rodas para que Rodri, a lo ratonero, se revolviera y marcara ante Saja.

El gol terminó de matar la resistencia nàstiquer por mucho que Vicente Moreno hiciera los dos cambios poco después de comenzada la segunda parte y por mucho que Uche pudiera haber empatado nada más salir de los vestuarios.

El cambio al 4-4-2 del técnico forastero apenas hizo cosquillas a la bien plantada zaga cordobesista y, de hecho, se veía más cerca el segundo, que llegó en el 60’ después de un contragolpe perfecto en el que brilló la asociación entre Alfaro y Rodri.

A partir de ese momento, llegaron probablemente los mejores minutos de fútbol del Córdoba en toda la temporada. Sueltos, sin presión y gozando al contragolpe los blanquiverdes pudieron aumentar el castigo por mediación de Bergdich, Rodri y Juli. Incluso Oltra pudo probar durante los últimos minutos con Caballero de mediapunta ante la tranquila coyuntura del choque.

No, el Córdoba no será campeón mañana. Ni pasado. Pero si juega siempre con esta misma fe, orden, solidaridad y acierto será casi imposible que no se mantenga entre los seis primeros hasta el final. Por eso, ante el Nàstic, jugó a lo campeón.

JUGARON

POR EL CÓRDOBA C.F. Kieszek; Caro, Bijimine, Héctor Rodas, Cisma; Luso, Caballero (Borja Domínguez, 85’); Guille Donoso (Bergdich, 62’), Alfaro (Edu Ramos, 73’), Juli; Rodri.

POR EL GIMNÀSTIC TARRAGONA. Saja; Kakabadze, Lopo, Iago Bouzón, Mossa; Madinda (Tejera, 62’), Cordero; Lobato, Álex López, Ferrán Giner (Jean Luc, 46’) y Uche (Juan Delgado, 52’).

GOLES: 1-0 Rodri (37’); 2-0 Rodri (60’)

ÁRBITRO: Valdés Aller (castellano-leonés). Amarillas a los locales Héctor Rodas (31’) y Rodri (75’) y a los visitantes Kakabadze (32’), Iago Bouzón (55’) y Tejera (70’).

ESTADIO: El Arcángel, unos 15.000 espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s