Mi crónica: Unos pitos buenos y unos pitos malos (2-1) #UnViajeApasionante

Todo partido de play-off tiene mucho de pitos. Entiéndase pitos por atributos y entiéndase esos atributos como sentimientos, casta, coraje, entrega, pundonor y lucha (si fuera fútbol femenino serían vaginas, que ninguna se ofenda). Se los dejan los que juegan (principalmente), los que entrenan y los que se mueren de ansiedad en la grada.

El Córdoba tiró de fútbol primero y de pitos después. Cuando fue por el fútbol, arrasó al Girona, cuando a pitos, conservó su renta. En ambas cosas fue superior al rival.

Xisco girona

Empecemos por el juego. A pesar de las bajas que tenía Oltra planteó el partido a lo ganador. Inspiradísimo Caballero, sobrado Luso, dinámico Nando alternándose de banda con Fidel y letal Xisco. Fue el balear el que abrió la cuenta tras una jugada de fe del valenciano y un primer disparo del onubense al palo. Su celebración y el estallido de la grada supusieron una liberación. El primer gol del Córdoba en un play-off de ascenso a Primera como local.

Era el 8’ y cuatro minutos después una soberbia asistencia de Caballero era rematada con exquisitez por Xisco de nuevo, cambiando la dirección de la pelota ante Isaac Becerra y volcando claramente la eliminatoria.

En esos momentos al Girona le pesaban las piernas y la cabeza. Sus tres centrales se equivocaban en todo y, torpes, provocaban acciones peligrosas para su propia portería. Como en el centro de Fidel que Kiko Olivas estuvo a punto de introducir en su portería. Podría haber sido el punto y final para la eliminatoria, pero el palo evitó el 3-0.

La vida extra espoleó a los catalanes, que más mecánicamente que con fe se lanzaron en pos de recortar la diferencia. Fue justo antes de la media hora de juego. Una acción poco contundente en defensa y un fuera de juego roto por Xisco –que, como delantero, no está habituado a tirarlos- habilitaron a Cristian Herrera, que batió con sobriedad a Razak.

Comenzaba un nuevo partido a 35 grados y con 42 encuentros ya a las espaldas. El de los pitos de los que hablaba al principio. Entonces el Girona se volcó porque parecía más entero. Clerc llevó mucho peligro por banda derecha e hizo trabajar de lo lindo a un sacrificado Nando. Sin el apoyo del valenciano, Stankevicius hubiera zozobrado hoy. El partido podría haber cambiado si el árbitro Ocón Arraiz hubiera expulsado a Kiko Olivas por una entrada brutal –involuntaria, pero brutal- sobre Nando. Era una roja clara que dejó en amarilla.

Oltra, ya en la segunda parte, tuvo que cambiar a los dos delanteros –lo pidieron ellos, agotados-. Con Víctor Pérez trató de conservar más la posesión, pero en los 45 segundos minutos no fueron capaces los blanquiverdes de generar ningún acercamiento peligroso al portal de Becerra.

Pero defendieron muy bien. Defendieron con suficiencia. Tanto que apenas un par de acciones a balón parado fueron todo el peligro de los catalanes. La más clara, una lanzada por Alcaraz que desvió Razak.

Y diréis, ¿cuáles son los pitos malos del titular? Pues los de todos aquellos desmemoriados o aficionados de nuevo cuño que, probablemente, no le hayan dado una patada a un balón en su vida y que descargaron su frustración contra Fidel primero y contra la actitud teóricamente conservadora del equipo después. Fueron una minoría, sí, pero una minoría bulliciosa que sobra entre una de las aficiones más entendidas y sufridas del Estado. Afortunadamente esos pitos se quedarán aquí y no estarán en Montilivi.

Allí, si le echamos estos pitos (los buenos) y este fútbol, pasamos seguro.

JUGARON

POR EL CÓRDOBA CF: Razak; Stankevicius, Héctor Rodas, Deivid, Cisma; Nando (López Silva, m. 87), Luso, Caballero, Fidel; Raúl de Tomás (Víctor Pérez, m. 63) y Xisco (Pineda, m. 70).

POR EL GIRONA FC: Becerra; Maffeo, Kiko Olivas, Richy, Alcalá, Clerc; Pere Pons, Borja García (Alcaraz, m. 85), Granell (Eloi Amagat, m. 77); Sobrino; Cristian Herrera (Mata, m. 78).

ÁRBITRO: Ocón Arráiz (Riojano). Amarillas a Héctor Rodas, Nando y Stankevicius, por parte del Córdoba, y a Maffeo y Kiko Olivas, por la del Girona.

GOLES: 1-0, m. 8: Xisco. 2-0, m. 12: Xisco. 2-1, m. 29: Cristian Herrera.

ESTADIO: El Arcángel, unos 18.000 espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s