Mi previa: 3,2,1… splash (Mirandés-Córdoba, Anduva, miércoles 25 de mayo, 20:30 horas)

En “3,2,1… splash” (la peli del 84), Allen Bauer (Tom Hanks) conoce a una Sirena (Daryl Hannah) bastante atractiva a quien la cola se le trasforma en piernas cuando está seca (bien), pero que cuando se moja vuelve a tener cola (mal). Bauer, y cualquiera, iría mutando durante el rodaje su ánimo como cualquier sátiro que se precie en función de si su amada era mujer o criatura marina (y, obviamente, su funcionalidad para ciertas prácticas).

Bueno, pues el Córdoba lleva así unas cuantas semanas. Que si palmamos en Oviedo y coitus interruptus; que si ganamos al Girona y nos da subidón; que si desaparecemos en Llagostera y fatiga; que si sufrimos con sentido ante el Elche y ya está ahí… Piernas y cola a semanas alternas.

Pues ahora toca secarse. Una, dos y tres veces. Ya no hay margen para el error. Ninguno. Ni siquiera podría bastar con siete de los nueve últimos puntos para entrar en play-off, pero sumándolos todos sí que estaremos con casi total probabilidad (más después del tropezón ayer del Girona). El problema es que hacerlo será muy complicado.

20131124_153417

Oltra, que ayer estaba demasiado nervioso e irritable, tiene dos planes para hoy. Uno con el seudosancionado Rodas y otro sin él. O, lo que es lo mismo, uno con –al menos- uno de sus dos centrales titulares y otro de puro remiendo. Lo lógico, poniéndolos en lo normal, es que jueguen de inicio Gálvez y Bijimine como centrales, pero el valenciano podría colocar a Dalmau de lateral y a Stankevicius de central. Parece más improbable que retrase a Luso –teniendo en cuenta que tampoco estará Caballero en el centro del campo- o que alinee a Abel (a quien no dejó en buen lugar en la rueda de prensa de ayer después de su misteriosa ausencia en el encuentro del filial).

Junto con el mentado Luso –y con la baja de última hora de Eddy Silvestre, por lesión– estará probablemente Markovic. El resto, los que meten miedo: Pedro Ríos (ya sí debería estar a tope), Fidel, Xisco y Andone. El rumano, por cierto, está apercibido y con la doble presión de la Eurocopa y de ser máximo goleador de la categoría. Bendita presión, pensará.

Enfrente, un equipo raro. Un Mirandés que ha hecho de su 1-3-3-3-1 una religión con su sacerdote Terrazas erre que erre en pos de cambiar el fútbol. Ha hecho una temporada meritoria llegando a cuartos de final de Copa y rondando durante buena parte de la temporada los puestos de play-off. Ha llevado, de hecho, una trayectoria parecida a la del Córdoba (peor, claro, por eso ya no aspira a nada) y en casa ha llevado una dinámica algo irregular que no le ha impedido vencer a, por ejemplo, Girona, Alcorcón y Osasuna. El once que podría repetir el técnico vasco sería el formado por Raúl, Galán, Álex Ortiz, Corral, Eguaras, Kijera, Rúper, Néstor, Alain, Sangalli e Ion Vélez.

3,2,1…splash. La zambullida sabría a gloria después de un año que podría ser tan bueno o tan malo al final en función de cómo transcurrida esta intensísima semana. Cola o piernas. Piernas… o cola.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s