Mi crónica: Ya saben la senda (0-0)

El Córdoba lleva dos partidos dejando la portería a cero. En consecuencia, dos partidos en los que no pierde. En Huesca mantuvo con problemas una seguridad defensiva ya olvidada para hoy perfeccionarla y dejar al Tenerife sin argumentos y sin aliento. Y no era sencillo contrarrestar a uno de los rivales más en forma y con mejor balón parado de la categoría. Faltó marcar, pero en el fútbol lo único que merece una justificación clara es que un equipo que trabaja bien lo táctico y que derrocha orden y energía falle en la suerte suprema por muy poco. Porque ocasiones, sobre todo en la segunda parte, hubo. Además, lo raro es que este Córdoba no encuentre el camino del gol.

20160424_165824.jpg

Ordenados, bien pertrechados para la lucha y concentrados, el comienzo del encuentro de los de Oltra fue esperanzador. El Tenerife era incapaz de generar ninguna ocasión de peligro mientras que el Córdoba, sin alardes, llegaba con cierta asiduidad a las inmediaciones de la portería de Roberto (quien por cierto tardaba un mundo cada vez que debía sacar de portería).

Pedro Ríos se movía con soltura, al igual que Fidel, mientras que Xisco y Andone presionaban con criterio –esto es: sin excesos– la salida de balón del rival. El ‘uy’ que más fuerte sonó llegó tras un centro de Domingo Cisma que remató Pedro Ríos ligeramente desviado. El Tenerife apenas generó fútbol de ataque. Confiaba en las acciones a balón parado (a veces incluso ejecutándolas desde el centro del campo), donde el tino de Javi Lara podría haber resultado determinante. De hecho, en uno de esos lanzamientos marcaron los chicharreros un gol legal en el que falló Razak en la salida. Afortunadamente, el auxiliar de Pérez Pallás señaló un inexistente fuera de juego. Por cierto, la actuación del árbitro gallego resultó errática en lo que a reparto de tarjetas se refiere.

En la segunda parte el Córdoba salió más decidido a por la victoria viendo que el Tenerife no daba para mucho más. E hizo méritos para marcar a través de acciones de Luso, Xisco, en dos oportunidades Andone y, sobre todo, en un disparo de Pedro Ríos que salvó in extremis Cristian García (los ex cordobesistas a veces nos marcan goles y otras nos los estropean). Los visitantes apenas tuvieron otra ocasión, en las botas de Nano. Pobre balance el suyo, pero ya llevan diez semanas sin perder.

En suma, que la línea a seguir es ésta. Guste más o menos. Si queremos seguir debatiendo sobre si tenemos equipo para más fútbol de ataque o no; si queremos seguir discutiendo sobre la mayor o menos calidad de nuestros efectivos o si nos enfrentamos valorando más variaciones tácticas o más postulados irreales tendentes ineludiblemente al caos estaremos perdiendo un tiempo extraordinariamente valioso en el momento clave de la temporada. Ir decididamente a por un logro consiste en seguir una senda marcada y apretar el paso. Ya sabemos la senda. Corramos con toda la ilusión que nos quede.

JUGARON

POR EL CÓRDOBA: Razak; Stankevicius, Deivid, Rodas, Cisma; Pedro Ríos (Markovic, 87′), Caballero, Luso, Fidel (Nando, 65′); Xisco (Jean Paul Pineda, 74′) y Florín.

POR EL TENERIFE: Roberto, Germán, Cristian García, Vitolo, Javi Lara (Moutinho, 65′), Lozano, Suso (Cristo, 80′), Carlos Ruiz, Aitor Sanz, Saúl y Nano (Omar, 90′).

ÁRBITRO: David Pérez Pallas (colegio gallego). Amarillas a Florin Andone, Cisma, Stankevicius, Héctor Rodas, Luso y a los tinerfeñistas Saúl García y Vitolo.

ESTADIO: El Arcángel. 18.000 personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s