Calvo Sotelo, el equipo nacido del carbón y con nombre de presidente de gobierno

Hasta finales del siglo XIX, Puertollano era un pueblo casi aislado que subsistía de la agricultura, la ganadería y de la producción de cantarillas para transportar el agua de la Fuente Agria, que tiene 400 años de antigüedad y que aún ofrece un agua con un característico sabor ferruginoso. Pero en 1873 la vida de los apenas 3000 habitantes que la poblaban se revoluciona por el descubrimiento de yacimientos de carbón en el término municipal y desde que empezó a extraer por la Sociedad Minera de Peñarroya la ciudad empieza a crecer a base de las pesetas que daba la pizarra (especialmente durante la Guerra Mundial). Los ferrocarriles de vía estrecha acercan la ciudad a Madrid y Andalucía y, tras el parón de la lucha fratricida en España, en el 42 se crea la Empresa Nacional Calvo Sotelo (apellido del político fundador de CAMPSA y también de su hijo, quien llegara a ser el Presidente de Gobierno de mandato más breve de la Democracia) con la idea de obtener petróleo y aceites industriales de las pizarras bituminosas.

calvosotelocd

La ciudad había quintuplicado su población en treinta años por la inmigración, que se asentaba en barrios obreros como el de El Poblado. Y, ya se sabe, donde hay minería y hay gente (que se lo digan al Recreativo), nace la necesidad del fútbol como elemento de cohesión e identificación de un colectivo. Y Puertollano tenía oro negro en sus arcas.

Hacia 1945 se construye el campo del Cerru, que luego se conocería como Enpetrol por la empresa patrocinadora y el 24 de septiembre de 1948 se inscribe en la Federación el Calvo Sotelo de Puertollano, cuyo primer presidente fue Luis Targhetta Arriola, acompañado en la directiva por otros cargos y empleados de la propia empresa. Desde su nacimiento sus miras son altas. En dos años alcanzan la Tercera y aún en la década de los 50 juega tres eliminatorias de ascenso a Segunda.

Son tiempos prósperos para la ciudad. Cuando se inaugura un nuevo complejo industrial acude el propio dictador Franco, que llega a decir (20 de mayo de 1952) que lo acometido en Puertollano era “mayor de lo que la nación pueda comprender, porque permitirá sanear nuestra economía y librarnos de la importación de productos”. Ya saben: los tiempos de la autarquía, de aquello de “por el Imperio hacia Dios” y del contubernio judeo-masónico internacional.

Para colmo de plenitud a la presidencia del club manchego llega en 1960 Don Florentino –no confundir con el otro-, otro de los directivos de la empresa que tenía bastante más idea parece ser que sus predecesores. Administra bien el dinero, le cambia de color a la camiseta (de rojiblanca a azul, color que ya no mutaría) y va firmando jugadores que luego despuntarían en Primera como Violeta (el del Zaragoza) o Poli (que brilló en el Valencia). Por fin, en 1964 y tras vencer al Menorca 5-0 consiguen su primer ascenso a Segunda.

Enpetrol

 

Once temporadas pasó el Calvo Sotelo en la división de Plata gracias al carbón. Ficharon a estrellas en el ocaso de sus carreras como el campeón de Europa Marquitos Alonso, el de la Copa de Ferias con el Valencia Paredes o al mítico Nando Yosu. Y en dos ocasiones coquetearon en serio con el ascenso a Primera, la más seria en una promoción que perdieron contra el Córdoba  (3-0 en El Arcángel y 1-3 en Enpetrol) después de haber quedado segundos de su grupo en la 68-69. Ese mismo año llegaron a estar en Primera durante unos minutos tras adelantarse en el partido de la última jornada liguera ante el Cádiz (acabaron perdiendo 4-1 y subió el Granada como campeón). En esa época se forjaron dos jugadores en su cantera -nunca mejor dicho- como Fabián Muñoz y Teófilo Dueñas, que se harían un nombre en la élite. 

Alineación Puertollano

Pero en 1970 llega el primer descenso de la entidad coincidiendo con el inicio de la posterior gran crisis energética del 73. Los ferrocarriles de vía estrecha se clausuran y se corta el grifo de la empresa al club. A pesar de otros dos efímeros paso por Segunda la suerte del club estaba echada. En 1976 se cierran los pozos de carbón para abrir los que se hacen a cielo abierto y llegan los despidos y la desesperación. Para hacerse una idea de que aquello ya no era jauja, baste recordar que sus jugadores tuvieron que pedir amparo al Defensor del Pueblo en el 85 para intentar cobrar algo de su sueldo. En ese año Enpetrol –la empresa que heredó a la ENCASO de Calvo Sotelo- les pagaba tres millones de pesetas por publicidad. Poco para los 68 millones que tenían de presupuesto y más si se comparaba con los doscientos millones que daba a la publicidad del circuito del Jarama. En esa campaña a la expedición manchega casi la echan del hotel donde se hospedaban en Santa Cruz de Tenerife porque la agencia con la que realizan los viajes no estaba dispuesta a adelantar más pagos. Los jugadores cenaron ese día bocadillos pagados de su bolsillo. Ya era evidente que los aficionados al fútbol de Puertollano habían sido olvidados por aquellos que les hicieron soñar en los sesenta.

En la 88-89 la Directiva decide finalmente prescindir del apellido que había paseado por toda España para convertirse en Puertollano Industrial, que luego se convirtió en Puertollano Unión Deportiva y más tarde Club Deportivo Puertollano. Así ha sobrevivido hasta mayo del año pasado, tras el rechazo de los socios en Asamblea de acogerse por unanimidad al concurso de acreedores.

calvosotelonuevoescudo

 

Aún un grupo de nostálgicos –entre los que se encuentra el puertollanero Santiago Cañizares, que luce el escudo del Calvo Sotelo en su perfil de twitter o el padre del árbitro de Segunda Arcediano Monescillo– reivindican aquellas épocas de fútbol en la Mancha y algunos decidieron crear Club Deportivo Básico Calvo Sotelo de Puertollano para que empezara desde cero en la Segunda Autonómica. En su escudo, calcado al de aquel equipo minero, hay una estrella y la CS. Ya ese seudopatrocinio es de verdad por amor al pasado, no por el propio valor del carbón.

Fuentes:

http://www.um.es/hisminas/wp-content/uploads/2012/06/Texto-completo.pdf

http://veteranospuertollano.jimdo.com/

http://www.foroporlamemoria.info/documentos/2004/puertollano_20112004.htm

Regreso al futuro: El Calvo Sotelo de Puertollano vuelve al Cerrú ávido de gestas

Calvo Sotelo: el club industrial de Puertollano

http://elpais.com/diario/1985/04/27/deportes/483400812_850215.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s