Mi previa: Bien está lo que bien…comienza (Elche-Córdoba, Martínez Valero, viernes 18, 20:30)

El cordobesismo vive en una cronofobia crónica. Teme los efectos del paso del tiempo, como si éste –el tiempo- pudiera estirarse o encogerse. O estirarles y encogerles. Porque… ¿2015 fue un año bueno o malo? Fue el de nuestra confirmación como equipo que deambula entre muy malo de Primera y poderoso en Segunda, pero… ¿a qué precio? Ahora el aficionado medio vive entre asombrado y acongojado. Acongojado no, acojonado (seamos claros). El miedo a que lo que está pasando se rompa por cualquier coyuntura (un fichaje que contagie malos vicios a la plantilla, una mala racha de resultados, una lesión grave…) puede impedir que pensemos con claridad.

20141123_173600Lo único cierto, dejándonos de componendas, es que el Córdoba tiene en sus botas la ocasión de ser líder destacado de Segunda antes de cambiar de año. Cuenta para ello con la enorme ventaja de jugar un viernes. A Elche viaja con la idea de que todo lo que sume servirá para aumentar momentáneamente, siquiera en un punto, su renta con sus perseguidores (que son todos los demás de la categoría). En la lista para esa expedición no ha habido sorpresas. Las bajas ya se conocían (Cisma, Rodas y Markovic) y las molestias físicas de Deivid han obligado a Oltra a llevarse a un futbolista extra por si acaso el canario no pudiera vestirse de corto. En el autocar irá el joven Bijimine y el no tan joven Arturo. El delantero parece ser que saldrá en el mercado invernal al UCAM de Segunda B. Normal que desee sentirse importante ante la carencia de minutos en este Córdoba.

El Elche, rival mañana, es el club con más mérito de Segunda. Vapuleado por los comités, perdió el derecho que se había ganado sobre el verde por ciertas deudas y ha vivido un verano complicado sin saber si jugaría en Primera, Segunda… o incluso Segunda B. Finalmente, y a toda prisa, Baraja fue capaz de confeccionar un bloque aseado que no está haciéndolo nada mal y en el que todos parecen ir a una. No está siendo regular el conjunto franjiverde, especialmente en el Martínez Valero, pero practican un juego alegre y son efectivos a balón parado. Sus dos estrellas no nos deberían resultar ajenas: el buen central Armando –que fue suplente en el último partido, pero titular en el resto- ha vuelto con muchas energías de su experiencia norteamericana; el oportunista y rápido delantero de Palma del Río Sergio León –ya lleva ocho goles– ha hablado con respeto del club de la capital de la provincia que le vio nacer. Se agradece en un mundo tan resentido. Baraja, por otra parte, podrá contar finalmente con Espinosa y Cifu (uno de los mejores laterales de Segunda) para la cita después de que comenzaran la semana tocados.

Lo dicho: sin exigencias pero con hambre; sin dudas pero sin certezas; sin confianzas pero sin complejos; sin fútbol pero con fútbol y, sobre todo, sin miedo a lo que tenga que llegar. Porque, lo peor que puede pasar… ya ha pasado en Córdoba. Seguro.

Pueden escuchar mi narración del partido para Cordobesismo Radio en directo desde las 20.15 a través de este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s