Mi crónica: El secreto de la felicidad (2-0)

Es un topicazo, sí, pero el más rico siempre es el que menos necesita. El Córdoba es, ahora mismo, el primero de Segunda. Lo es porque volvió a vencer con un triunfo que termina de convencer(nos) de un estilo. Sobrio, discreto, elegante. Sin alardes generalmente, de acuerdo, pero tremendamente efectivo.

20151031_192232Oltra envió un mensaje de continuidad muy acertado. Por eso él es entrenador y nosotros –periodistas y aficionados- por lo general no lo somos. Todos (o casi todos) hubiéramos dado sopa de banquillo a Stankevicius. Oltra no y el lituano hizo su mejor partido hasta la fecha. Suyo fue el saque de banda que propició el primer gol. El remate de Fidel únicamente pareció sencillo. Si lo fue la culpa la tiene su gran estado de forma.

El Córdoba no necesitaba más. Para ganar basta –Perogrullo dixit- con sumar uno más. Y muchas veces da más puntos regalar la pelota y esperar que morir ambicionando goleadas. Así es el estilo de este Córdoba. Paciente, abnegado, estajanovista y fiable. El Nàstic, que tiene algunos buenos peloteros (Naranjo y Jean Luc especialmente) buscó el empate atendiendo a un método estético (lo que propuso Vicente Moreno parecía más un 4-3-3 que un 4-2-3-1) que chocaba con la realidad.

Y, para colmo, cuando más insistían los catalanes apareció el Miguel Ángel del Córdoba. O el Leonardo. De un balón cualquiera que le envió Markovic, Andone pintó una escena extraordinaria con final feliz. Regate, velocidad y precisión en el golpeo. 2-0 para irnos al descanso tranquilos.

A fe que los nàstiquers porfiaron por el empate tras la reanudación. Apenas habían perdido dos partidos hasta hoy y su fe en sus posibilidades –aumentada por su condición de recién ascendido- les hace peligrosos. Pudieron haber acortado la renta por mediación de Xisco Muñoz, pero no atinó a portería vacía. A pesar de todo, parecía más cercano el 3-0 que el 2-1.

La tranquilidad de la recta final resultaba desconocida en El Arcángel. La paz de los muertos que imperaba durante la pasada temporada ha dejado hueco a la paz de los líderes. Sigan el consejo de Oltra esta noche y háganle una foto a la clasificación. Y hagan hueco para las cosas buenas que han de venir.

JUGARON

POR EL CÓRDOBA: Razak; Stankevicius, Deivid, Rodas, Cisma; Pedro Ríos (Nando García, 78’), Markovic, Luso, Fidel; Xisco (Jean Paul Pineda, 66’) y Florin Andone (Rafa Gálvez, 88’).

POR EL NÀSTIC: Reina; Mossa, Iago Bouzón, Marí, Jordi Calavera; Tejera, Rocha; Jean Luc, Rayco (Xisco Muñoz, 59’), Naranjo (Emaná, 51’) y Álex López (De la Espada, 65’).

GOLES: 1-0 Fidel (6’), 2-0 Florin Andone (36’)

ÁRBITRO: Piñeiro Crespo (asturiano). Amonestó a Stankevicius y Razak en el Córdoba y a Rocha, Mossa, Tejera e Iago Bouzón por el Nàstic.

ESTADIO: El Arcángel, unos 15.000 espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s