Mi crónica: Grito sordo (0-1)

Hay partidos que conviene analizarlos empezando por el final. Oltra dijo una frase en sala de prensa sintomática: “nosotros acusamos mucho los golpes. Esa presión de ser favoritos, del objetivo, de…tal. Mientras no nos centremos y disfrutemos un poco más…” La segunda parte de ese discurso –autoimpuesto: el ascenso- es nueva. La primera –lo de que el equipo acusa mucho los golpes- es algo que ya dura dos años.

Si de algo adoleció ayer el Córdoba (y el domingo y el anterior sábado) es de falta de personalidad. ¿A qué juega? ¿A qué pretende jugar? Su técnico quiso probar un 4-3-3 que fracasó a todas luces en una primera parte tediosa en la que, eso sí, fueron los blanquiverdes quienes llevaron el peso ofensivo del envite frente a un Lugo al que parecía que el partido no iba con él.

En esa primera mitad de poquísimas ocasiones sobresalió Rafa Gálvez en el centro del campo. Fue precisamente el catorce del Córdoba quien cometió el error que decantó demasiado pronto el partido. Un envío suyo en el que no se percató de la presencia de Joselu fue muy bien resuelto por el delantero onubense, que burló a Falcón con mucha calidad.

20150909_204528Justo esa calidad fue la que luego le faltó a todos los componentes de la vanguardia local para empatar el choque. Arturo desaprovechó un fabuloso pase de Caballero estrellándolo en José Juan; De Tomás también erró la suya, aunque estaba en fuera de juego y Jean Paul Pineda demostró que debe ser suplente sí o sí rematando de manera trastabillada una pelota que cualquier atacante debe meter sí o sí casi en el área pequeña y con el portero rival en el suelo.

El partido castigó a varios futbolistas, especialmente a Víctor Pérez, quien volvió a no comparecer ante la desesperación del graderío de El Arcángel. Los cerca de doce mil aficionados que se dieron cita se pusieron de acuerdo para tributarle una intensa pitada cuando fue sustituido.

Terminó Oltra con el 4-4-2 que más equilibra al bloque. Sin éxito. Ya no hay más Copa. Tal vez, en vista de lo que parece que nos espera, es lo mejor que podía pasarle a un grupo que está demandando un cambio colectivo a voces. El problema es que parece más claro a estas alturas quiénes no deben jugar que los que sí que deben hacerlo. Los que debían reivindicarse a gritos no pasaron de dar un grito sordo.

JUGARON:

POR EL CÓRDOBA: Falcón; Dalmau, Deivid, Fran Serrano, Abel Moreno (Luso, 71’); Gálvez (Arturo, 52’), Víctor Pérez (Pineda, 75’); Pedro Ríos, Caballero, Fidel; Raúl de Tomás.

POR EL C.D. LUGO: José Juan; Molinero, Cendrós, Carlos Hernández, Manu; Seoane, David López; Cendrós (De Coz, 69’), Campillo, Ferreiro (Lemos, 64’); Joselu (Pita, 76’).

ÁRBITRO: Pizarro Gómez (Colegio madrileño). Amarillas a Víctor Pérez (55’), Caballero (56’) y Pau Cendrós (48’)

GOL: 0-1: Joselu (48’).

ESTADIO: El Arcángel, 11853 espectadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s