61 años

Verano del 54. Por los mentideros de la calle de la Plata, los cordobeses hablan de fútbol. De cómo el principal equipo de la ciudad, el Deportivo Córdoba, atraviesa una crisis financiera terminal. De que han de abandonar El Arcángel porque no pueden afrontar su alquiler y se trasladan al Campo de San Eulogio mientras José Ramón de la Lastra, Marqués de Albudeyte, deja que el césped de su estadio, El Arcángel, sea pasto de su ganado (literal). Deben los deportivistas cerca de un millón y medio de pesetas y la situación deportiva —quedaron decimoterceros en el último campeonato en Tercera— no invita al optimismo. Así las cosas, el 31 de julio de ese año, la junta en una Asamblea General presidida por Manuel Franco decida que la entidad desaparezca. ¿Desaparezca… o mute?

Imagen del primer Córdoba C.F. , que compitió en Tercera en la 54-55 (Soydelcordoba.com)

Imagen del primer Córdoba C.F. , que compitió en Tercera en la 54-55 (Soydelcordoba.com)

Porque mientras el Deportivo languidecía en los campos y en los despachos había otro equipo, más joven, saneado económicamente y con más energía, que va destacando en la ciudad. Se trata del Club Deportivo San Álvaro, con apenas tres años de vida y que compite también en San Eulogio y también en Tercera. Viste totalmente de blanco y fue fundado por el Patronato de Obras Sociales San Eulogio, siendo su Presidente de Honor el obispo de la ciudad, Fray Albino González Menéndez-Reigada. La única temporada que coinciden San Álvaro y Deportivo Córdoba en Tercera —a la sazón, padres del actual Córdoba C.F. — los de Fray Albino terminaron en esa 53-54 cuartos y los deportivistas decimoterceros.

Así que, estaba cantado, el proceso de unión del CD San Álvaro y el Real Club Deportivo Córdoba se realiza en un tiempo bastante rápido —más bien se puede hablar de que el San Álvaro cambia de denominación— y el nombre de la nueva entidad resultante es el de Córdoba C.F. Así queda plasmado e inscrito en la Federación el seis de agosto de 1954. Hace hoy 61 años.

¿Es esa la fecha de fundación del Córdoba? ¿Es acaso la del nacimiento del San Álvaro —1951— toda vez que es quien toma el testigo del Deportivo? ¿Es, incluso, la del Deportivo (40) que a fin de cuentas fue el club matriz, el protagonista de los primeros éxitos deportivos y del que toma toda su esencia incluso en la indumentaria? ¿Es, escarbando un poco más, la del Sporting (19) porque a fin de cuentas el término “Deportivo” no es sino la nacionalización forzosa por ley del nombre “Sporting”?

Historia sólo hay una. Interpretaciones, miles. Escojan ustedes la que más les convenza.

(Extracto del libro: “Córdoba C.F. Infinita Pasión”, Editorial Almuzara, 2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s