El temazo de la semana: The girl from Ipanema, versión de Eartha Kitt

Junio empieza a oler a salitre y a tener el tacto de los granitos de arena en la planta de los pies. La playa es un reclamo suficientemente potente como para dedicar el temazo de la semana a, tal vez, la canción más famosa que se haya compuesto a este tiempo de chanclas y de romances fugaces: La chica de Ipanema.

La auténtica garota da ipanema, Helô Pinheiro

La auténtica garota da ipanema, Helô Pinheiro

La versión original –Garota de Ipanema– fue compuesta por los maestros de la Bossa Nova Vinícius de Moraes y Antonio Carlos Jobím en 1962. La inspiración les llegó –y el consenso, de paso, pues no se ponían de acuerdo para la letra- al apreciar los andares de una impresionante chica que todos los días acudía a refrescar sus perfectas medidas a las atlánticas aguas de la playa de Ipanema. Esa mujer, real como la vida misma, se llama Helô Pinheiro y cuando se casó tuvo a bien que Moraes y Jobím fueran los padrinos de la boda (luego posó para playboy y montó una tienda de bikinis con el nombre ‘Garota de Ipanema’ así que a la mujer le trajo cuenta el cuento).

El tema tiene todos los ingredientes del éxito. Sensualidad, dulzura y un cierto aire melancólico, que los autores quisieron dar en tributo a la propia tristeza que deja el mar que llega y se va. Pero vamos, que sobre todo tiene muchísimo de sol y de alegría de vivir, la que da la belleza, el amor (pasajero o no), la juventud… el verano.

La estrella de Broadway Eartha Kitt

La estrella de Broadway Eartha Kitt

De los cientos de versiones (en inglés, español, italiano…) que se hicieron del tema, he escogido la de la singular cantante de jazz y artista Eartha Kitt. La Kitt tuvo una infancia tremendamente complicada. Nacida fruto de una violación en la granja en la que trabajaba y vivía su madre, en sus venas había sangre holandesa, alemana, africana y cheroqui. Tal vez por eso tuviera tantas ganas de vivir y de romper moldes. Se abrió paso codeándose a base de esfuerzo con directores como Orson Welles y Sidney Poitier hasta alcanzar la fama definitiva con su interpretación de Catwoman en los sesenta para la exitosa serie Batman.

En su vida personal, se catalogó como la primera “material girl”, título que luego se abrogaría Madonna. Le gustaban los lujos y los hombres que pudieran costeárselos. Vivió como quiso y cuando quiso. Fue libre y dejó unas versiones tan brillantes como la que podéis escuchar en este temazo de la semana. La estrella de Eartha se apagó en el 2003 a los 81 años.

Catwoman cantándole a una Garota de Ipanema. Y en junio. Tanto si escuchan la versión original como la de Kitt, si lo hacen en la orilla del mar y con una caipirinha, les sonará mucho mejor. Si no, imagínenselo.

La espectacular playa carioca de Ipanema

La espectacular playa carioca de Ipanema

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s