Mi crónica: Llueve sobre inundado (2-0)

En el colmo del más difícil todavía, el Córdoba se empeña en hacerlo cada semana más duro. Más infumable. Cuando en la pesadilla ya no hay cuentos ni leyendas sino enormes y malolientes monstruos, van y siembran el último que restaba: el de la duda de si comparecieron a un partido con auténticas ganas de sumar.

Jugaba sin nada que hacer por salvar el pellejo el equipo de Romero y dio muestras de que más bien tenía un empeño entre ceja y ceja: que ganara el Granada. El ambiente era propicio para tales efectos. Mucha gente, mosaico, calor –qué mejor excusa que esa- y un rival extramotivado tras la derrota del Eibar.

El Granada celebra su segundo gol

El Granada celebra su segundo gol

Por eso no hubo ni la más mínima opción a dudar. A los dos minutos ya tuvo una oportunidad El Arabi y a los ocho Íñigo, que no estaba por sudar mucho ante el que fuera su público, ya tenía una tarjeta. A los treinta, por una entrada a destiempo, motivó que Teixeira le echara a la calle. El público le aplaudió y él, desde luego, no parecía apenado.

En el 44’ Juan Carlos, que salvó un remate de Mainz y un disparo de Piti, no salió con decisión y su defensa permitió que Mainz rematara libre de marca de cabeza un saque de falta desde la derecha.

Al descanso, el resultado era el convencional. Dicen que hubo más que palabras en el vestuario del Córdoba. Que un jugador abroncó a Íñigo por haberse borrado. De nada sirvió.

En la segunda parte, los cambios surtieron el efecto esperado (es decir, nada). Ni Pantic mejoró la defensa (de hecho, cometió el penalti que supuso el segundo), ni Fede Vico pudo hacer nada. Con el otro, Fede, Cartabia, merecería hacer un aparte. Entro en el 55’ y se expulsó en el 76’ fingiendo tener amor propio. Este jugador, que no volverá a vestir la blanquiverde, no debería ponerse ni la del Valencia ni la de ningún club de Primera. Sobran estrellados y faltan estrellas de verdad. También, según parece, se llevó su bronca en la caseta.

Se acabó el partido. Si el Granada hubiera querido, podía haber hecho más sangre. Dijo Romero en sala de prensa que como están muertos, están en la gloria. Me pregunto, el resto… ¿dónde estamos? ¿En el limbo?

JUGARON

POR EL GRANADA C.F: Roberto; Nyom, Mainz, Babin, Juan Carlos (Foulquier, 81’); Javi Márquez, Rubén Pérez (Iturra, 62’); Lass, Piti, Rochina; El Arabi (John Córdoba, 71’)

POR EL CÓRDOBA: Juan Carlos; Gunino, Deivid, Íñigo López, Edimar; Krhin, Luso; Abel (Fede Cartabia, 55’), Borja (Pantic, 46’), Fidel (Fede Vico, 61’); Florin

ÁRBITRO: Teixeira Vitienes (Cántabro) expulsó a Íñigo López y Cartabia. Amarillas a Krhin, Rubén Pérez y El Arabi.

GOLES: 1-0: Mainz, 42’; 2-0: El Arabi (p), 68’.

INCIDENCIAS: 19.000 espectadores en Los Cármenes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s