Mi crónica: Yo acuso (0-8)

Emile Zola lo escribió en “L’Aurore” en 1898 para defender el honor del capitán judío Dreyfus y yo lo utilizo, salvando las distancias, para explicar los factores que han provocado que hayamos durado únicamente 35 jornadas en Primera después del inesperado ascenso del 22 de junio.

Yo acuso

20150502_160746Al Presidente y al Consejo, que fueron incapaces de gestionar la enorme fortuna de toparse con la máxima división, al igual que –en su momento- tampoco fueron capaces de sacarle partido a la gran campaña de Paco Jémez y Luna Eslava. No quisieron invertir –ellos dicen que no les dejaron- para construir un equipo competitivo y se han pasado toda la temporada –otra más- entre cuitas intestinas y luchas con los aficionados críticos. Para rematar, aliñaron actos de contrición con la firme decisión de cobrar a los abonados por presenciar el partido que supuso el descenso.

Al Director Deportivo y su equipo, que erró en prácticamente todos los fichajes 20150502_155624que realizó y también –habría que ver qué parte de culpa tuvo en ello- se equivocó desmantelando por completó la plantilla del ascenso. Quisieron confiar en futbolistas con supuesta proyección que recalaron en calidad de cedidos sin mirar en su personalidad y su compromiso y fracasaron tanto los que llegaron en junio como casi todos los que iban a reforzar al bloque en enero. Poquísimo que rascar. Al menos él –ellos- puede –pueden- decir que no tuvieron margen para firmar por el tardío e inesperado ascenso y por la estrechez de plata.

A los tres entrenadores que se han sentado en el banquillo. Ferrer no debía haber seguido porque apenas ha demostrado en Córdoba servir de psicólogo en un momento crítico el año pasado. Su equipo no jugaba a nada –no se sabía a qué jugaba, de hecho- y apenas competía. Djukic pareció funcionar de revulsivo, pero se vino abajo conforme las cosas empezaron a torcerse. Luego, empezó a desvariar en los alineaciones hasta llegar al paroxismo. Romero, el tercero en liza, apenas ha servido para implementar el rendimiento a balón parado. Lleva ocho partidos y aún no ha ganado.

A los jugadores. A prácticamente todos. Faltos de compromiso, de intensidad, de actitud, de fuerza, de garra, de acierto en ambas áreas… de todos los componentes que necesita una escuadra justita de calidad para conservar la categoría. De este elenco se pueden salvar Crespo, Krhin, Andone… y pocos más. Especialmente negativa la actitud de los dos peloteros de –teóricamente- más calidad: Fede Cartabia –si sigue así se quedará en promesa- y Ghilas –que dejó de jugar como un niñato mimado cuando se le castigó-. Muy pocos son de Primera. Por eso estamos en Segunda.

A la ciudad, porque no se ha sentido, ni se ha impulsado en cordobesismo desde los comercios, las instituciones, los grandes empresarios… Córdoba ha pasado de puntillas por Primera, de la misma manera que vivió el ascenso a Segunda –salvo, claro, el 22 de junio, cuando en Las Tendillas no cabía un alma-. Para que el Córdoba C.F. regrese para quedarse a la élite necesita un entorno a la altura. Y Córdoba tampoco ha jugado sus bazas.

No sé si me dejo a alguien en el tintero. Seguro que hay más culpables y más motivos para haber descendido tan rápidamente en una temporada en la que el nivel es horrendo y en la que probablemente hasta el antepenúltimo pueda salvarse por causas extradeportivas. Os dejo que las añadáis en los comentarios.

Del partido ante el Barça, poco que apuntar. Que los nuestros salieron a dar buena imagen ante cámara y que les duró el fuelle cuarenta minutos. A partir de ahí, como en cada encuentro, el marasmo colectivo de cada tarde que, siendo ante uno de los mejores clubes del mundo, fue durísimo. Y pudo haber sido peor.

Descansad. Mañana llegará cuando acabe el día de hoy. Volveremos a ser grandes. Volveremos a ascender.

JUGARON

POR EL CÓRDOBA Juan Carlos, Crespo (Gunino, 46′), Pantic, Íñigo López, Edimar, Krhin, Deivid, Luso (Ekeng, 57′), Fidel, Bebé (Fede Vico, 60′) y Florin Andone.

POR EL BARCELONA Bravo, Dani Alves, Piqué, Mascherano (Mathieu, 60′), Jordi Alba, Busquets, Iniesta (Xavi, 60′), Rakitic (Pedro, 68′), Messi, Neymar y Luis Suárez.

ÁRBITRO: Carlos Clos Gómez (aragonés) amarilla a Luso.

GOLES: 0-1, Rakitic. 0-2, Luis Suárez. 0-3, Messi. 0-4, Luis Suárez. 0-5, Piqué. 0-6, Messi. 0-7, Neymar. 0-8, Luis Suárez.

INCIDENCIAS: Unos 13.500 espectadores en El Arcángel.

Anuncios

Un comentario en “Mi crónica: Yo acuso (0-8)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s