El balance: Djukic, despedido

Miroslav Djukic ha dejado de ser el entrenador del Córdoba esta tarde. Una racha nefasta de ocho encuentros perdidos ha sido el justificante que ha movido a los rectores del club a despedirle. ¿Cambiará el panorama? Parece complicado.

Dirigió el serbio justo una vuelta -19 encuentros- las riendas de la nave. Cuando llegó el Córdoba era colista, con cuatro puntos y a uno de la salvación; cuando se marcha el equipo sigue colista, pero ya a siete de la zona tranquila. Ha sumado en esta etapa catorce puntos repartidos en tres victorias y cinco empates. Su equipo ha marcado catorce goles (media de 0,73 por duelo) y recibido treinta (a 1,57 cada noventa minutos).

Miroslav Djukic, el día de su presentación como técnico cordobesista

Miroslav Djukic, el día de su presentación como técnico cordobesista

Más allá de los datos, nos queda una labor de altibajos. Comenzó empatando de forma agónica ante la Real; siguió con una derrota más o menos digna en el Calderón, pero luego se atascó con un empate a cero horrible ante un Dépor con uno menos. Esa fue la dinámica del entrenador a lo largo de esta campaña. Obtuvo su triunfo más sonado en San Mamés (0-1) y atravesó una racha esperanzadora entre las jornadas 17 y 20: dos victorias (Granada y Rayo), un empate (Eibar) y la inútil exhibición ante el Madrid.

Pero su equipo, a pesar de su arenga del “cuchillo en boca”, adoleció casi siempre de espíritu, de moral. Cualquier soplo del destino –ya fuera en forma de gol a favor o en contra- le tumbaba finalmente en cada encuentro. Además, en el último tramo de su periodo como técnico blanquiverde Djukic se dedicó a experimentar con jugadores que apenas había contado antes y colocándolos en posiciones algo desconcertantes. Tampoco fue capaz de inculcar un espíritu de unión aparente en un vestuario muy variopinto ni de conseguir que algunas de sus díscolas estrellas rindieran lo deseable (no todo ha de ser visto como culpa suya, por supuesto).

Asume el cargo –de manera interina según el anuncio del club- en el primer equipo José Antonio Romero –que lo era del filial y que será suplido en el B por el tercero de Djukic, Carrión-. Si Romero mantiene sus ideas de fútbol, podría apostar por un 4-1-4-1 adaptable a un 4-2-3-1. Se estrenará el domingo a las 19:00 en Anoeta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s