Mi crónica: Gloria burlona (1-0)

Difícil explicación tiene lo sucedido en Cornellà. El Córdoba dio una de sus mejores imágenes de la temporada, sobre todo en la segunda mitad, pero no le bastó ante un rival desdibujado, gris y carente de ambición por momentos. Pesaron las piernas y tembló el pulso, justo lo que menos le puede pasar a un equipo que está disputando un final de liga contra el reloj y contra el destino.

De inicio dio entrada Djukic a dos jugadores con poca trascendencia en las últimas jornadas: Fede Vico en el lateral izquierdo y Borja en la primera de las dos líneas de ataque. El Córdoba contuvo bien al Espanyol durante toda una primera mitad carente de ritmo, en la que los catalanes parecían incapaces de hilvanar una jugada. Un Fuentes muy duro debió ser expulsado, al igual que Cañas. Del Cerro Grande toleró en exceso la dureza de los locales. La presencia ofensiva de los blanquiverdes fue, eso sí, casi inexistente. Un par de lanzamientos de falta –sobre todo uno lanzado por Cartabia-. En el 42’, el golpe de cada semana. Balón interior de Héctor Moreno, Caicedo la baja para la llegada de Abraham desde el centro del campo y éste –acaso el mejor espanyolista ayer- bate de un gran derechazo a Saizar. Su primer gol en Primera. ¿Cómo pudo irrumpir y rematar sin casi oposición…? Es la pregunta de cada fin de semana.

20150227_215656Tras el descanso Djukic colocó sobre el campo a Bebé. El portugués activó el ataque del Córdoba. Suya fue la primera oportunidad de ese periodo con un lanzamiento que repelió Casilla. El dominio de la pelota era absoluto de los visitantes. Lo intentó Bebé en una falta, luego tras un pase de Andone –que fue titular y trabajó tan bien como siempre que ha tenido ocasión-. El saque de esquina en el que derivó esa acción terminó en un remate de Crespo al larguero y apenas un par de minutos después otra vez Bebé, después de recortar a Héctor Moreno y plantarse solo ante Casilla envió su disparo a Castelldefels aproximadamente. Desesperación entre los quinientos cordobesistas presentes en el estadio blanc-i-blau que aún subió más tras un remate de cabeza de Andone que sacó en un alarde de reflejos con su diestra Casilla (uno de los mejores porteros de España sin duda).

El partido moría y con él un poquito más las esperanzas de permanencia. Al menos, si sirve de consuelo, las caras de los jugadores –rotas por el esfuerzo no recompensado- evidenciaban orgullo torero y ganas de revertir la situación. Es muy complicado, pero jugando como en la segunda parte pocas más veces perderemos.

JUGARON:

Por el R.C.D. ESPANYOL Kiko Casilla, Arbilla, Álvaro, Héctor Moreno, Fuentes, Lucas Vázquez, Cañas, Abraham (Víctor Sánchez, 78′), Salva Sevilla (Víctor Álvarez, 66′), Sergio García y Felipe Caicedo (Stuani, 62′).

Por el CÓRDOBA: Saizar, Campabadal, Pantic, Crespo, Fede Vico, Krhin, Fausto Rossi (Zuculini, 61′), Héldon Ramos (Bebé, 46′), Borja García, Fede Cartabia y Florin Andone.

Pitó: del Cerro Grande (cmadrileño) amarilla a los locales Héctor Moreno, Fuentes, Cañas, Víctor Sánchez, Sergio García y a los visitantes Pantic, Zuculini, Florin Andone, Borja García.

Marcó: 1-0, Abraham

17.000 espectadores en Cornellà. Unos 500 cordobesistas en la grada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s