Ramón Ángel Hicks: casi cura, futbolista, Chapacú, cantante… pero no un robot

Ramón Ángel Hicks, delantero de profesión y paraguayo de condición, vivió cuatro años del fútbol en España. Llegó en el 86 al Sabadell después de haber disfrutado de 31 minutos en el Mundial de México con su selección –ante Bélgica y la anfitriona- y de muchos más con el Libertad de Asunción, club en el que se consagró, y de menos en Nacional de Montevideo. Luego también vistió las camisetas de Oviedo y Elche con desigual resultado. 21 tantos logró entre Primera y Segunda. En la red de redes –ranciofact– se puede leer que llegó a enrolarse en el Manchester United en 1992, pero esa pista no me ha llevado a ninguna parte.

De su estancia en España se acuerdan mucho en Oviedo y menos en Sabadell. En Asturias fue bautizado como el Chapacú (Cacique, en guaraní), que era el nombre de un tenista paraguayo de los ochenta y noventa y formó una gran delantera con Carlos con la que los carbayones subieron a Primera. Hicks, de hecho, marcó el único gol de un derbi como el del próximo domingo. En la Nova Creu Alta dejó peor recuerdo. De hecho, lo más recordado fue una monumental rajada tras un empate ante el Sevilla: “El equipo necesita cambios a todos los niveles. Hay jugadores que no sé cómo pueden estar en Primera División. Si no fuera profesional sería capaz de irme ahora mismo. ¿Echar al entrenador? Una posibilidad”. ¿Os imagináis a algún jugador o entrenador hablando tan claro en estos días?

derbi-chapacu
El derbi del Chapacu (La Nueva España)

Pero no voy a escribir (solo) del Hicks futbolista. Su vida empieza en Asunción un 30 de mayo tal vez del 59, del 60, 61 o 62 (he visto las cuatro fechas en otras tantas fuentes). Su padre, Arthur Richard, era maquinista de tren e hijo de ingleses –de ahí su apellido tan llamativo que parece de un hiposo-. Ramón Ángel fue el menor de diez hermanos –todos muy rubios, él salió a su mamá- que vivían en la misma estación en la que trabajaba su padre. La disciplina que querían imponer en el hogar chocaba con la rebeldía del pequeño proyecto de jugador, que ya con nueve años peloteaba descalzo en su equipo, el Kai Kygua. Su padre no le dejaba regresar más tarde de la llegada del tren ni cuando empezó a cobrar algo por jugar (mil guaraníes y un champión chino –zapatillas de deporte- por partido).

Hicks tenía inquietudes. Estando en Brasil estudió Filosofía y Teología y se quedó a dos años de ser sacerdote (Pa´i, en guaraní). Afortunadamente para el fútbol, el director de su seminario le dijo que ya había roto todas las ventanas a pelotazos y que Dios le había llamado a otros menesteres.

Screenshot_1
El monumental enfado de Hicks (Mundo Deportivo)

Puede que la santidad esté reñida con el balón, que tampoco porque ya hubo un cura vasco goleador llamado Basurco, pero desde luego la música no lo está. A Hicks le gustaban los cantautores comprometidos y, de hecho, cuenta que en una ocasión le llevaron preso por hacer música protesta. Presume de haber cantado durante su paso por el Sabadell con Joan Manuel Serrat en un programa de TV3 llamado Top Sport. No le resultó muy complicado, puesto que se conocía todas sus canciones. También actuó con Luis Miguel en México y precisamente pensando en el único Mundial en el que participó compuso un tema que luego obligó a cantar a Romerito y Rogelio Delgado para animar a la afición de la albirroja en una cita histórica (Paraguay no jugaba una Copa del Mundo desde el 58). Es más, Hicks tiene un disco grabado con trece temas en las que cuenta su vida. Una de ellas es “El hombre robot”, que se puede entender como una crítica al futbolista mecanizado y falto de cultura.

hicks

Jugador, casi cura y músico. Y padre y abuelo. Sus hijos e hijas, entre balón y guitarra, prefirieron cantar. Algo que no le ha supuesto ningún disgusto al hijo del ferroviario.

Fuentes:

http://www.cronica.com.py/2016/10/16/ramon-angel-hicks-familia-la-guitarra-la-pelota-prohibidas/

http://realoviedo.elcomercio.es/noticias/201506/22/exoviedista-hicks-supera-exito-20150622001836-v.html

https://enunabaldosa.com/2005/01/11/hicks-ramon/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s