El temazo de la semana: “Son of a preacher man”, Dusty Springfield (1968)

Puro soul. Esta canción fue compuesta por John Hurley y Ronnie Wilkins en un principio para que la cantara Aretha Franklin, pero la diva renunció a hacerlo y se la ofrecieron a la británica Dusty Springfield, quien la incluyó en su disco Dusty in Memphis.

La letra explica el amor de una chica por el hijo de un predicador –‘Billy Ray, was a preacher´s son’ advierte nada más comenzar-, que cada vez que viene su padre al hogar familiar a explicar la palabra de Dios, éste –Dios no, el hijo del pastor– le tira de forma muy certera los trastos. En el fondo de la historia subyace la sensualidad prohibida y la inocencia infantil de la niña que se cree todas las dulces palabras de su Don Juan furtivo y semi-espiritual.

Dusty Springfield fue una mujer comprometida y valiente, que llegó a declararse bisexual en los setenta –lo que le granjeó el reconocimiento de la cultura lesbiana- y que se negó a actuar en Sudáfrica en el 64 si a su concierto no podían acudir personas de raza negra. Springfield, por cierto, falleció en el 99 a los sesenta años después de haber revivido el éxito de “Son of a preacher man” en el 94. Ese año Quentin Tarantino decidió incluir este temazo en la banda sonora de Pulp Fiction, concretamente en la escena en la que Mia hace esperar a Vincent en el salón de su casa mientras termina de vestirse –en realidad, mientras se prepara unas rayas-. Dijo Tarantino que no habría podido imaginar esa escena sin es música de fondo.

Hijos de predicadores los hay muy famosos. Por citar a algunos: Marvin Gaye, Wyclef Jean, Tim Curry, John Hurt, John Ashcroft o, lógicamente, Martin Luther King Jr. También lo era, hija, Aretha Franklin, motivo por el cual rehusó cantar la canción al principio. Dos años más tarde se apuntó al carro, pero su versión no tuvo tanto reconocimiento como la de Springfield. También versionaron este éxito Elvis Presley, Bobbie Gentry, Foo Fighters, Chet Atkins o Joss Stone.

Una última cosa. Si queréis haceros un cóctel –que existe- “Son of a preacher man”, necesitaréis schnapps de menta, vodka o ginebra y un poco de lemonada. Salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s