Mi crónica: Juego de niños (3-3)

La vida de un aficionado es todo lo que pasa entre una cantada y un paradón de su portero. Entre una pifia de su ariete y el segundo de los goles en un partido. Dejando de lado ciertos rigores tácticos y cometiendo errores de bulto, el Córdoba y el Lugo jugaron al fútbol como si … Sigue leyendo Mi crónica: Juego de niños (3-3)

Anuncios