El temazo de la semana: ‘No tengo ná’, de Tabletom (1998)

Tabletom nació a mediados de los setenta en un camping cerca de Estepona. Sin duda, fue el mejor grupo de la historia del rock malagueño, con influencias de glam, reggae, jazz, flamenco… una mezcla brutal que respaldaba la peculiar voz de su líder y cantante de siempre, el simpar Roberto, Rockberto, González, fallecido en 2012.

RockbertoEl nombre, nacido un día en Manilva, resumía según explicó su líder en una entrevista tres conceptos en inglés: oreja, deja y el mantra ‘–om’ (aunque el tema de las pastillas-‘tabletones’ tampoco era menospreciado en ningún caso). Un concepto bastante abstracto para unas letras bastante más crudas.

Comienzan con un disco llamado Mezclalina (79), que no tuvo mucho éxito. En el año 80 protagonizan junto con Kiko Veneno, Pata Negra y otros artistas andaluces una marcha por la Autonomía que culminó con un macroconcierto en Antequera. Después de una pequeña ruptura –crean “Rockberto y los castigos” de manera efímera-, en el 88 se consolidan como banda de tres con Rockberto, Pepillo y Perico Ramírez.

Desde entonces no dejan de cantar temas en los que Málaga está siempre presente, como el “Me estoy dejando” (Homenaje a Camarón) el tema dedicado al río Guadalmedina, el “Por la sierra de Ronda” o el propio “Málaga”.

Sus dos temas más conocidos son “La Parte Chunga” y éste “No tengo ná”. Dos canciones que forman parte del disco “La Parte Chunga”, y que en la voz de Rockberto son creíbles y auténticos. Puros. Hablan de la pobreza, de la soledad, de la desesperación y de la esperanza del que sin tener no necesita nada. Rockberto, según confesaban sus amigos en plan legendario, nunca pagó un alquiler porque siempre tenía un amigo que le prestara un techo bajo el que dormir. De hecho, le tenían que recordar que debía cobrar porque se le pasaba. Tal era la importancia que le daba al dinero. Por cierto, las letras tienen la firma del poeta malagueño Juan Miguel González.

Un grupo auténtico y uno de los más grandes cantantes que ha dado la música andaluza en las últimas décadas. Pura fuerza para una naturaleza incontrolable y auténtica. Inclasificable. Y malagueña de entre el Perchel y la Trinidad.

3 comentarios sobre “El temazo de la semana: ‘No tengo ná’, de Tabletom (1998)

  1. La leyenda del desprecio del dinero de Rockberto,es eso,leyenda.Rockberto era un tipo agarrado al dinero hasta la avaricia:un rácano.El legendario cantante cobraba una pension de invalidez a causa de la joroba congénita que tenía.Ademas de esos ingresos,suplementaba su economía pidiendo prestado continuamente…en los años 80,cuando comenzo a beber destructivamente, le llamaban «el cien duros»(5000 pesetas,el equivalente a 30€ de hoy)asi que al volver a dormir a casa de su madre volvia con mas dinero que con el que salió.Siempre bebia de gorra y jamás se le veia invitar a nadie.Tampoco es verdad que viviera de prestado en casa de amiguetes…el cantante tenia un apartamento en un edificio bastante cutre que su madre,una mujer analfabeta pero lista para buscarse la vida,habia alquilado para realquilarlo.La leyenda blanca de Rockberto no lo es tanto cuando se le conoce de verdad.Yo lo recuetdo como un tipo muy inteligente y carismático pero que no quería a nadie más que a si mismo, mientras se dejaba querer y hacia el paripé de ser el mejor amigo de todo el que se le cruzaba.En fin,como todas las leyendas hay un poco de verdad y mucho de mentira.La verdad estaba en su arte,autentico como pocos.

    Me gusta

Responder a Ibrahim el jalaui Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s